Select Menu

inicio

Novedades

Recorrido

Multimedia

Prensa

Patrocinadores

» » » Don Pelayo y La Santina nos saludan en Covadonga.

Por fin en casa!
Salíamos pronto de Panes ayer, con mucha gana esperábamos este día practicamente desde el inicio de recorrido. El desfiladero de La Hermida observaba inmóvil como las aguas del Deva acompañaban cada pedalada de Guti; rápidamente entrabamos en terreno astur, y en la localidad de Panes el terreno comenzaba a no ser tan favorable, algo que no preocupaba en exceso a este punto de nuestro viaje.
De nuevo la lluvia acompañaba a Guti.


Las nubes afincadas en toda la montaña esta mañana no nos impedían sentir la presencia del coloso dominante en los Picos de Europa, el Urriellu, ese peñón imponente al que algunos les gusta llamar Naranjo de Bulnes, aunque no sean naranjas, sino queso, el cabrales, el bien mas preciado de la zona. Así coronaba Guti el Ortiguero y sabiendo que solo restaba terreno favorable aceleraba hacia Covadonga donde hoy no esperábamos batalla...

Camino de Arenas de Cabrales.
En el año 722, cuentan las crónicas, un grupo de astures de sublevaba contra el dominio árabe en la península ibérica, comandados por el Rey Pelayo, España, comenzaba a escribir a golpe de piedra uno de los momentos clave, sobre todo para los asturianos, de la historia hoy conocida. Aprovechando la ventaja de terreno, con un ejercito muy inferior en número, conseguía la primera victoria sobre  las tropas de Al-Andalus, sembrando en ese momento la semilla de la Reconquista.

Siempre fue Covadonga lugar de grandes batallas, un poco mas arriba, a la vera de los lagos Enol y Ercina, otro asturiano, Carlos Barredo, conquistaba  la montaña de Covadonga, en la Vuelta a España de 2010 y al igual que D. Pelayo podrá decir por el resto de la vida que un día él también reinó en los Lagos.

La Santa Cueva vista desde la Basílica


Ahí está, La Santina,patrona de Asturias.

La épica de este lluvioso día no termina en simples recuerdos patrios, y es que, Agustín Pena Gago, después de más de 3000km recorridos en su bicicleta, llegaba al Santuario de Covadonga, casa de nuestra "santina", ofreciéndole con esta parada el homenaje que tanto ansiaba. Recibiendo la bendición del abad, D. Juan José Tuñón y con el beneplácito de La Santina nos íbamos a descansar al Hotel Pelayo desde donde esta noche soñaremos con los reyes y batallas que un día hicieron grande a nuestra tierra, Asturias.

Hasta mañana!


About mario de sarraga

Peregrinación de Roma a Santiago en bicicleta de Agustín.
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua